Si piensan ser actor o actriz porno ….!Cuidado!

no_porno

AVISO: La información que presentamos a continuación es de contenido delicado y no apta para menores de edad ni para personas moralmente vulnerables a este tema.

La pornografía tiene un problema importante: la mayoría de personas deberían ser capaces de diferenciar una película, que es en realidad una fantasía, a lo que sucede en un documental, de lo que sucede en realidad, pero no es así. Mucha gente interpreta lo que ve en una película porno como verdadero, cuando no deja de ser una película con sus “casting”, trucos y trampas. Veamos algunos de los efectos especiales que también existen en el cine porno como en cualquier otra película.

Las hazañas sexuales y los maratones bestiales se ruedan en varios días y luego se montan para que parezca que es todo en un mismo momento. Las prótesis son muy utilizadas para suplir lo que la naturaleza no da (aunque es cierto que los actores, antes seleccionados mediante un exhaustivo “casting”, están bien dotados y que aguantan erecciones muy prolongadas). Estas prótesis se introducen en sus penes para tener erecciones prolongadas y así poder llevar a cabo sus grandes hazañas o coitos eternos. Claro, grabando en varios días y con prótesis, casi cualquiera puede ser el “Superman del sexo”.

Las eyaculaciones digitales existen, ¿o es que creen, que un individuo puede soltar tantísima cantidad de esperma cuando se corre varias veces al día? Pues una jeringuilla y un poco de jabón líquido y listo. No es que todas las eyaculaciones de una película sean falsas, pero cuando se agotan todas las vías “naturales” posibles, hay que recurrir a los trucos.

El tamaño de los penes de los actores supone uno de los aspectos que más obsesionan al ver una película porno. Si es cierto que el actor está muy bien dotado, pero además existen los llamados anillo y bombas de vacío y la depilación del vello púbico que hace que todavía parezcan más grandes. Además, también existen lentes especiales para las cámaras que amplían el centro de la imagen, así que si se ponen a sumar todos los factores es normal que los actores se vean superdotados.

Las actrices fingen, además de tener en su mayoría los senos operados (también utilizan prótesis), la industria del porno es un circo y no creo que las actrices disfruten un montón porque se follen a diario a grandes amantes. Es más, puede que les duela que les metan de todo por la vagina, que las traten como las tratan y, posiblemente, no lleguen ni siquiera a tener muchos orgasmos, pero tienen que fingir que les encanta y que están disfrutando como nunca… ¨el polvo de su vida¨.

Si piensan que ser actor o actriz porno sería una grata fantasía porque tienen relaciones sexuales 24/7 y otros mitos, vallan quitando esa idea de la cabeza, porque esa profesión no es gratificante. De hecho, tiene un gran inconveniente, la posibilidad de contraer enfermedades de transmisión sexual, ya que durante horas de trabajo no está establecido en la mayoría de las ocasiones el uso del preservativo. Es una profesión de alto riesgo aunque evidentemente son constantemente sometidos a pruebas médicas, otro factor que pueden borrarse de la cabeza es la idea de que los actores porno son muy afortunados. Hay quienes sostienen que la pornografía es una ayuda erótica y sexual, no una escuela de aprendizaje o algo con lo que nos debamos comparar.

Una de las partes vitales de nuestra percepción psicológica es tener una idea sana de lo que realmente somos sexualmente. Sí estas ideas se contaminan, una parte crítica de nosotros se distorsiona. La cultura de la pornografía nos dice que el sexo, el amor y la intimidad son la misma cosa. Muestra también que las personas tienen sexo con perfectos desconocidos, personas que se acaban de conocer. Todo lo que importa para ellos es obtener placer. No importa el cuerpo al que estén usando, siempre y cuando lo tengan. Esta cultura nos hace pensar que el sexo es algo que podemos tener en cualquier momento, en cualquier lugar, con cualquiera y sin consecuencias.

La perspectiva de la pornografía es algo sin sentido y superficial. Las relaciones no se basan en el sexo sino en el compromiso, la comprensión y la confianza de cada persona. En ese contexto, como el fuego en la chimenea, el sexo es maravilloso. Estar con alguien que te ama, te acepta y te respeta, que además se ha comprometido a pasar el resto de su vida contigo, alguien con quien sientes que puedes entregarte completamente, eso es lo que hace que al sexo apasionante.

No se puede aprender de la pornografía la verdad acerca del sexo. No dice nada verdadero. La pornografía no está hecha para educar sino para ganar dinero. Así que esto hará que se creen estereotipos, sin importar cuantos, para atraer clientes. La pornografía yace en falsedades sobre el sexo, la mujer, el matrimonio y muchas cosas más.

Anuncios

Un comentario

  • No estoy de acuerdo contigo. La pornografía bien hecha es cine, y eso es un arte. Además, hay empresas pornográficas que buscan el placer de la mujer (Kink es un buen ejemplo de ello), y en caso de que ella no llegue al orgasmo o a eyacular (véase Glándulas de Skene), paran la escena y la vuelven a rodar.

    Personalmente, he aprendido mucho sobre el sexo a través de la pornografía, ya que lo que he aprendido lo he podido comprobar en la vida real.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s