FOTOGRAFÍA FORENSE

.

La fotografía permite reproducir a través de una imagen lo que el ojo ve.
El fotógrafo forense debe analizar antes de tomar una foto lo que participara en su futura imagen: sombra, luz, zona clara o neta, zona borrosa, punto fuerte y el fondo.

Las cámaras digitales tienen numerosas ventajas ya que nos permite ver detalles visibles de la evidencia. El uso de la fotografía en la criminalística recibe el nombre de fotografía forense y nació allá por
finales de 1860, cuando el padre de los detectives privados, Allan Pinkerton, la utilizó por primera vez como documento veraz para la resolución de casos.

Podríamos decir que la fotografía forense es la expresión máxima de la búsqueda de la veracidad en la fotografía, ya que su objetivo es mostrar detalladamente aquello que escapa a la inspección ocular. Al ser su objeto de captación escenas del crimen o detalles del cuerpo de una persona muerta, se vuelve la práctica extrema del realismo y un relato visual que
complementa en forma perfecta a lo hablado o escrito.

Historia de la fotografía

Linder Gert determina que el nacimiento de la cámara oscura, se da con Leonardo da Vinci (1452-1519), quien un día en su habitación, oscurecida para preservase del intenso calor del sol, observó que en la pared situada frente a las ventanas cerradas se reflejaba la imagen de las cosas que había en la calle. Leonardo investigó las causas de esta aparición y comprobó que en las contraventanas cerradas había un pequeño agujero circular. A través de este orificio penetraban en la habitación los rayos de luz y hacían aparecer en la pared una imagen del mundo exterior.

DEFINICION:

La Real Academia de la Lengua Española, define el término fotografía, procede del griego phos “luz”, y grafis “diseñar”, “escribir” que, en conjunto, significa “diseñar/escribir con la luz”, también la define como el arte de fijar y reproducir por medio de reacciones químicas, en superficies convenientemente preparadas, las imágenes recogidas en el fondo de una cámara oscura.

La fotografía forense es un tipo de fotografía que se utiliza en el procesamiento de las escenas del crimen, para la fijación del lugar de los hechos y los elementos que lo componen, constituyendo un elemento para conservar y reconstruir gráficamente la escena. Se define a la fotografía forense como la “técnica judicial que aplica la fotografía a la investigación de los delitos; incluyendo imágenes del lugar de los hechos e indicios, hasta la reconstrucción de éstos mediante la fijación con gran realismo del escenario.

Es una valiosa técnica de extensa aplicación Criminalística. Debe cumplir con dos condiciones principales: exactitud y nitidez. Con el fin de obtener los dos requisitos es necesario utilizar un material adecuado, tanto en lo que se refiere a la totalidad del aparato fotográfico en sí, como al material fílmico, ya sea en negativos y positivos.

Fotografía análoga:
Se define fotografía análoga a la fotografía tradicional o clásica en comparación con la fotografía digital. La análoga, denominada de esta mera por que la fotografía crea un “análogon” (imagen parecida o casi idéntica a la realidad captada).

La fotografía como un medio para capturar imágenes ha sido utilizada en diversos asuntos, entre los cuales se puede mencionar: la fotografía artística, documental, publicitaria, así como su uso como fotografía forense.

Fotografía digital:

Fotografía digital es la obtenida a través de un equipo electrónico para crear y almacenar imágenes, que se captan por medio de un objetivo o de un sistema de lentes.

OBJETIVOS:

· La fotografía forense nos permite conservar la evidencia.
· la fotografía tiene en la actualidad un amplio campo de aplicaciones en todas las ramas de la criminalística. Su versatilidad ha permitido registrar y conocer datos que pasarían desapercibidos durante la observación, a simple vista, de personas, lugares u objetos. De igual forma, sirve para complementar las descripciones escritas, como el caso de
los planos realizados.
· Es un elemento de prueba jurídica y es el elemento clave para todo equipo forense.
· Conserva las constataciones hechas en el lugar (escena del crimen)
· La intensión de la fotografía no debe influenciar o manipular las emociones.
· En cada fotografía debe aparecer el número de caso y una regla graduada.
· La fotografía puede captar detalles con una fineza que no necesariamente es captada por el ojo.

La fotografía en la escena del crimen

El registro fotográfico debe ser organizado y representado por la progresión general o específica. La evidencia fotográfica debe ser tratada en la misma forma no destructiva de preservación y protección, como cualquier otra forma de evidencia. Ricco indica que los peritos fotográficos deben intervenir en la escena antes de que ésta sea procesada, para plasmar de manera gráfica la situación original del lugar y toda la evidencia relacionada con el hecho. El fotógrafo debe tener el conocimiento básico que le permita elegir, mantener y operar el equipo

Anuncios