La fotografía en la escena del crimen

La fotografía en la escena del crimen

El registro fotográfico debe ser organizado y representado por la progresión general o específica. La evidencia fotográfica debe ser tratada en la misma forma no destructiva de preservación y protección, como cualquier otra forma de evidencia. Los peritos fotográficos deben intervenir en la escena antes de que ésta sea procesada, para plasmar de manera gráfica la situación original del lugar y toda la evidencia relacionada con el hecho. El fotógrafo debe tener el conocimiento básico que le permita elegir, mantener y operar el equipo.

La Fotografía

El ingenio del ser humano lo ha llevado a indagar, experimentar e inventar elementos que satisfagan su necesidad de conocer. De esta manera se crea la cámara fotográfica, con la cual se inicia a perpetuar imágenes capturadas en el momento en que sucede.

Definición de fotografía

La Real Academia de la Lengua Española18, define el término fotografía, procede del griego phos “luz”, y grafis “diseñar”, “escribir” que, en conjunto, significa “diseñar/escribir con la luz”, también la define como el arte de fijar y reproducir por medio de reacciones químicas, en superficies convenientemente preparadas, las imágenes recogidas en el fondo de una cámara oscura.

Definición de fotografía forense

La fotografía como un medio para capturar imágenes ha sido utilizada en diversos asuntos, entre los cuales se puede mencionar: la fotografía artística, documental, publicitaria, así como su uso como fotografía forense. La fotografía forense, es la técnica judicial que aplica la fotografía a la investigación de los delitos. Incluyendo imágenes del lugar de los hechos e indicios, hasta la reconstrucción de éstos mediante la fijación con gran realismo del escenario.

Básicamente consiste en la documentación a través de imágenes de los distintos escenarios del delito. De esta manera se lleva un registro visual completo del hecho para asegurar una cabal investigación y un subsecuente procesamiento. La fotografía en el escenario del suceso es una de las mayores facetas integrales de todo el procesamiento de investigación. En sí, la fotografía forense va a representar una historia lógica del escenario donde se cometió un acto ilícito, en forma visual.

Se recomienda que el perito elabore un registro detallado de las técnicas, condiciones y características bajo las que fue elaborado el informe fotográfico, para aclarar dudas o demostrar la veracidad de que la fijación fue apegada a los hechos que se investigan. Se debería incluir los siguientes elementos:

a. Ubicación del lugar de los hechos.
b. Tipo de cámara empleada en la fijación.
c. Película fotográfica empleada (ISO).
d. Fecha de la fijación.
e. Número de rollo de la fijación.
f. Averiguación Previa/Causa Penal/Partida/Expediente.
g. Tipo de diligencia en que se lleva a cabo la fijación
h. Forma de marcado del rollo y de los negativos.
i. Nombre del Perito Fotógrafo
j. Número de toma.
k. Descripción de la toma.
l. Diafragma y velocidad de la toma.
m. Objetivo utilizado (lente).
n. Distancia y orientación de la toma.
o. Observaciones de la toma.

De ahí que las fotografías, materializando una imagen en un soporte, tengan carácter ilustrativo y probatorio en los diferentes procesos judiciales. Indica Aguilar Avilés48 que la fotografía forense como documento puede ser de diversos tipos:

a. Filiativa: cuando se refiere a la identificación personal. Por ejemplo: cara, frente y perfil en individuos fichados.

b. Geométrica o estereofotogrametría: Análisis de las fotografías recogidas en la escena del crimen para la reconstrucción del escenario del delito.

c. Documental: Para fijar el estado de cómo se encuentra el lugar o cómo ha recibido el objeto o prueba y para la presentación del expediente judicial.

d. Comparativa: Para demostrar la identidad o comunidad de origen.

El uso de la fotografía con el paso del tiempo se ha ido ampliando, ahora encontramos toda clase de fotografías sobre las actividades del ser humano. En el campo del sector justicia, la fotografía se considera como un medio probatorio, ya que ha permitido ser un mecanismo para la fijación del los hechos acaecidos en un escenario delictivo, perpetuando lo acontecido para su fehaciente demostración posterior.

Recolección de evidencia

La fotografía forense en la escena del crimen es en parte una recolección de evidencia. La evidencia se encuentra en formato de imagen  pero es permanente. Quizá se le pida al fotógrafo tomar imágenes de un accidente de tráfico, por ejemplo. La fotografía debe incluir imágenes de las marcas de las llantas y de los automóviles. También es posible que el fotógrafo deba tomar imágenes de semáforos, señales de alto, otros automóviles o incluso casas en el vecindario en el que se produjo el accidente.

Para documentar la fotografía, el fotógrafo se basa en una clasificación invariable de imágenes, la cual está compuesta por: Vista General, De Alcance Medio, y Acercamientos.

Si por ejemplo el crimen tuvo lugar en interiores, la Vista General incluye fotos del exterior del edificio, sus entradas y salidas, así como imágenes que colocan al edificio en relación con sus alrededores (Lo ponen en contexto), -como una casa en medio de un barrio cerrado o un edificio de oficinas en medio de un distrito comercial-. Fotos de los espectadores en la escena también pueden ayudar más adelante a localizar testigos o sospechosos (Ya que siempre hay curiosos merodeando). La Vista General también incluye imágenes de todas las habitaciones, realizadas a través de tomas por sobre la cabeza y desde cada esquina.

El fotógrafo forense luego se centra en las piezas claves de evidencia, así captura imágenes de las mismas en su contexto. Estas fotos de Alcance Medio pueden retratar una pieza de evidencia, como un cuchillo, pero a distancia suficiente como para que se muestre su relación con los muebles, una mancha de sangre, o el resto de la habitación. Estas imágenes también establecen la distancia del objeto en cuanto a los que lo rodean.
Ejemplo de Acercamiento a unos casquillos de bala.

Finalmente, el fotógrafo meticulosamente documenta la evidencia con Acercamientos. Estos incluyen la identificación de marcas -como cicatrices-en un cuerpo, números de serial en una pieza de equipo electrónico ensangrentada, etc. El fotógrafo generalmente incluirá una regla en la foto para establecer la escala, pero siempre realizará un duplicado de la imagen sin la herramienta de medición. En la corte, la defensa podría alegar que la regla cubrió algo importante.

Y, por supuesto, las fotos no tienen valor alguno a menos que estén en contexto. Un fotógrafo forense mantiene un registro de las fotos que incluye todo detalle considerado relevante, el número de la foto (A veces colocará ese número también al lado de la evidencia), cualquier filtro aplicado, la hora, la fecha y el lugar, incluida la descripción del objeto. El advenimiento de la fotografía digital ha ayudado a hacer que la documentación del tiempo y la fecha sea más simple y comprobable.

Análisis

A diferencia de lo que ocurre en la televisión, los crímenes reales generalmente no ser resuelven en una hora o un día. Algunos crímenes no se resuelven en años. En estos casos las copias de las fotografías serán guardadas y analizadas con el tiempo. Las fotografías originales siempre deben preservarse, por si el caso alguna vez llega a la corte.

Anuncios